Salvaguardar el patrimonio cultural, único y particular de Cabo Polonio firmar ahora

SEÑORES PRESIDENTES:

Los vecinos y amigos de Cabo Polonio queremos hacer un llamado de alerta a la opinión pública, ante el peligro que constantemente se cierne respecto a la existencia del Polonio tal como lo conocemos.

Desde hace muchos años, en forma recurrente, surgen impulsos que amenazan con su desaparición, sea por presión de poderosos intereses económicos, por conflictos administrativos, o porque, como nosotros sospechamos, nunca se ha comprendido ni se ha logrado compenetrar la verdadera esencia, el alma que palpita en el lugar. Es así que el futuro de nuestras familias, viviendas, fuentes de trabajo y formas de vida se han visto permanentemente amenazadas.

Entendemos que al existir un SNAP (Sistema Nacional de Áreas Protegidas), El Polonio no es un problema a resolver, sino una realidad edilicia, social, cultural y energética única. El modo de vivir y convivir le ha permitido a hombres y mujeres sumergidos en el vertiginoso mundo del progreso, recordar los lazos intrínsecos con la madre naturaleza y la libertad del ser.

El comienzo del poblado fue propiciado por el Estado con el fin de generar mano de obra para la industria lobera. La energía del lugar se encargó de atraer, en las décadas de los 80 y 90, a mucha gente que se acopló a la espontánea forma de colonizar zonas olvidadas, y catalogadas como improductivas, fortaleciéndose a viento y arena.

El Polonio es conocido y valorado en el mundo por esta identidad propia y tan particular. Atrae, en forma creciente, a miles de personas que año tras año acuden en peregrinación cuasi religiosa a conectarse con esta cuota de “primitivismo” que todos llevamos dentro, aflorando el sentimiento dignificante de la libertad que nos rescata de nuestra condición mundana y común.

No es razonable ni sano que un estado que fue indiferente y se mantuvo ausente por más de 40 años ahora quiera, en forma obstinada, frívola y arbitraria, volver atrás, cerrando los ojos a esta realidad; negando la historia de las manos que la construyeron.

A 5 años de la presencia activa del Estado en el lugar, a través del proyecto SNAP, y luego de múltiples aportes de ideas y proyectos por parte de actores locales, observamos que no se han tomado en cuenta con la seriedad que merecen, y que, por el contrario, se han manipulado con el fin de agrandar la densa maquinaria burocrática que entorpece y agota al pueblo.

Vemos tristemente que las diferentes entidades de gobierno, en el afán de hacer cumplir las normas que le competen, y así formar parte del Polonio, reproducen un paradigma de desarrollo de carácter globalizador. Desconocen nuestra singularidad, atentando directa y sutilmente con medidas cada vez más restrictivas, tornando la libertad en encarcelamiento.

Reivindicamos el reconocimiento de que El Polonio no es solo su naturaleza y sus ranchos, sino un patrimonio cultural y espiritual que debemos preservar como un ejemplo único del tan nombrado Uruguay natural. Pedimos nada más que nos dejen ser y estar, con un marco de autonomía, y que, si es necesario regular, se actúe creativamente con leyes que se adecuen al lugar y no que se apliquen las mismas normas convencionales, tal vez válidas para la ciudad, pero inadecuadas para este sitio.

Exigimos que se respete y cuide el hecho de que unos pocos se aventuraron a formar en el sitio mas inhóspito del Uruguay, un pueblo, una forma de vida, donde transformaron “tierras improductivas” en un producto turístico exitoso a nivel mundial, del cual todo el Estado uruguayo se beneficia.

Hemos logrado atender y sostener con autonomía todos los servicios inherentes y hemos cuidado, en la medida de nuestro conocimiento, el ecosistema en el que vivimos inmersos, aprendiendo de errores y aciertos. Nuestra lucha no solo responde a la defensa de intereses particulares legitimados de hecho, sino a la protección de una identidad colectiva: porque amamos la naturaleza y El Cabo que sabemos es de todos.

“Cabo Polonio, escuela de vida. Cuidémoslo entre todos y para todos”.

“Con libertad no ofendo ni temo”.
“No venderé el rico patrimonio al bajo precio de la necesidad”.
José Gervasio Artigas

Firma La Campaña

Firma con Facebook
O

Si ya tienes una cuenta de acceso, de otra manera proceder a la matriculación y llenar los campos de abajoo.
Nombre de usuario, e-mail y la contraseña será de su cuenta, por lo que pueden firmar campañas de otros después de registrar.

Privacidad en los motores de búsqueda? Puede utilizar un apodo:

Cuidado, el e-mail tiene que ser válido para poder convalidar tu firma, sino será anulada.

Confirmo el registro y acepto Uso y limitaciones de los servicios

Confirmo que he leído la Política de privacidad

Acepto el procesamiento de datos personales

Tablón De Anuncios

Quién ha firmado esta petición también ha visto estas campañas:

Firma La Campaña

Firma con Facebook
O

Si ya tienes una cuenta de acceso

Comment

Confirmo el registro y acepto Uso y limitaciones de los servicios

Confirmo que he leído la Política de privacidad

Acepto el procesamiento de datos personales

Objetivo de la campaña
181 / 1000000

Firmas Recientes

ver todas las firmas

Información

Salvemos El PolonioPor:
Justicia, los derechos y políticas públicasIn:
Destinatario de la campaña:
Gobierno Uruguayo y Naciones Unidas

Etiquetas

aldea, área protegida, comunidad, libertad, naturaleza, patrimonio cultural

Comparte

Invita a los amigos de tu agenda

Códigos Para La Incorporación

URL directa

URL para html

URL para forum sin título

URL para forum con título

Widgets